Reflexiones desde un punto de vista personalista comunitario.

6. T. O. 2023 A Mt 5,17-37

El Evangelio nos muestra un estilo de vida que pone a Dios en el origen, y a los demás, y a uno mismo, en el centro. En el origen y en cada momento está el amor; esto es cumplir la voluntad de Dios que, para cada persona, es garantía de vida y libertad. Libertad que es un regalo y, a la vez, una tarea que lleva a elegir un modo de vida, unos comportamientos y a dejar otros, y todo, para ser felices.

5. T. O. 2023 A Mt 5,13-16

Si la sal se vuelve sosa… no sirve más que para tirarla fuera y que la gente la pise”

Esta Palabra se cumple hoy. Las metáforas que utiliza Jesús son elocuentes, y nos interrogan sobre cuál es el proyecto de nuestra vida. Esta palabra pone al descubierto un tipo de fe en la que no pocos vivimos: esquilmada, rutinaria, neutra, que no cuestiona, que no impresiona, inofensiva. Parece que nos hemos propuesto hacer del evangelio algo prudente y razonable, y hemos conseguido que sea pisoteado, porque ha perdido toda su fuerza, la de un organismo vivo: la cualidad de fermento. Es común la constatación de que el evangelio vivido hoy por los llamados cristianos no encuentra más que la total indiferencia, cuando es un mensaje de positividad, de felicidad, de tal manera -lo dice Jesús-, que la gente al vernos glorifiquen, den gloria a vuestro Padre que está en el cielo.

2. T. O. 2023 A Jn 1,29-34

La realidad es que el hombre, de todo lo que vive y disfruta, le parece poco. No suele estar contento con su suerte. De forma consciente e inconsciente espera algo mejor. A lo largo de la historia ha habido personajes que han creado expectativas de cambio. Y muchos han pretendido tener respuesta a la necesidad de salvación de la humanidad, del hombre concreto y de la mujer.

Hoy, en occidente parece, que no interesa la salvación transcendente, pero es evidente que tampoco la inmanente le soluciona los problemas. El hombre contemporáneo en occidente no espera la salvación de Dios, porque piensa salvarse a sí mismo, lo que tampoco logra.

Jesucristo, Rey del Universo 2022 C. Lc 23,35-43

Jesucristo fuente de belleza que fascina y transforma

Una constatación ante la lectura de este evangelio que sigue haciéndose presente a lo largo de estos veintiún siglos: ante Jesucristo nadie queda indiferente. Unos comienzan pidiendo que muestre que es Dios, otros se burlan con ironía, muchos siguen pidiendo pruebas (danos muestras de que eres Dios, ante la muerte injusta, ante las guerras y la muerte de inocentes), no faltan quienes lo insultan, y no muchos lo aceptan. No es que nos extrañe, pues estamos ante un hecho incomprensible: en la cruz se nos muestra el salvador condenado, el redentor fracasado, el Mesías humillado. Y ahí está su belleza: “Cuando yo fuere levantado sobre la tierra atraeré a todos hacia mí”.

33. T. O. 2022 C Lc 21,5-19

Jesús se echó a llorar”. Las lágrimas del profeta: solidaridad con el sufrimiento ajeno.

Estamos en tiempos difíciles. Ante la crisis que estamos padeciendo existen dos tipos de riesgos: los embaucadores con falsas expectativas mesiánicas y los agoreros que interpretan los signos de la historia fantásticamente aterrorizando a los crédulos. En realidad los problemas que sufre la humanidad tienen que ver con la ecología (estamos destruyendo el planeta tierra), la antropología (el hombre sobre todo el pobre, el anciano, los enfermos, el débil, el indefenso, es marginado), la economía (que crea cada vez más pobres) y la axiología (la ausencia de valores, el valor de la vida humana, la solidaridad, amor, laboriosidad, lealtad, honestidad…).En esta situación es el hombre la víctima. No faltan en este contexto de crisis los discursos brillantes que seducen, los populismos, etc. que no arreglan los problemas.

Poder amar y ser amado de manera íntima, plena, libre y total, es nuestra aspiración más radical, esta es la resurrección en la que creo

32. T. O. 2022 C Lc 20, 27-38

Unos que vivían un materialismo puro y duro (saduceos, senadores y ancianos) pretendían ridiculizar a Jesús. Jesús los lleva a la Escritura, al mismo Moisés, referencia indiscutible. A la vez les propone algo novedoso: la fe en un Dios de vivos y para la vida. Esto supone creer en la plenitud de la vida humana, superando la corta visión biologicista, pero también trabajar por la vida presente, que es anticipo de la vida plena a la que estamos llamados.

Subcategorías

Artículos y debate sobre la crisis del COVID-19